En el último E3, Sony mostró un adelanto de la nueva entrega de Spider-Man, anunciando su fecha de lanzamiento para la primera parte de 2018. Desde entonces, no han sido pocas las cinemáticas y las especulaciones que han surgido. Sin embargo, la falta de información y de un gameplay real hace que nos preguntemos si el videojuego es más que una aventura gráfica con más brillos que luces. Pero, ¿qué esperamos nosotros?

Terreno pantanoso es en el que nos metemos cuando queremos hablar de una producción como esta. Como tantas otras veces, se mezcla lo que nos gustaría ver con lo que esperamos encontrarnos, y un videojuego sobre Marvel poco tiempo después de la salida de una película tan importante e imponente como Avengers: Infinity War, nos huele un poco a que la nueva producción de Insomniac termine siendo demasiada aparencia y poco contenido, con unos gráficos y unas cinemáticas que permitan subirse al carro de las ventas, pero una jugabilidad que resulte o bien repetitiva o bien poco profunda.

spider-man_ps4

Soy un gran fan del arácnido y me he leído gran parte de los comics, y como tal y como tantos sueño con una representación en un videojuego a la altura de lo que es y merece la joya de la casa de las ideas, pero la experiencia me obliga a ser cauto y discreto. La historia, o lo que se ha visto de ella, parece que se basa en Un nuevo día (Amazing Spider-Man Vol 1 #546), en que aparece por primera vez Mister Negative junto con los Inner Demons, los cuales han aparecido en todos los trailers. Se han dejado ver también Shocker y Kingpin, aunque se deconoce su aportación en la trama. Me gustaría ver una bonita relación entre Mary Jane (que será un personaje jugable) y su esposo/novio, aunque creo que gran parte de la carga evolutiva en los personajes terminará viéndose en Miles Morales, ya sea por un final de impacto en el que es él al que le toca coger las riendas de ser el trepamuros, o, de nuevo, para aprovechar la tirada de Into the Spider-Verse. Con esto Sony haría un triplete de ingresos, y cuesta no ser escéptico en estos casos.

Como último, pero no menos importante, la ejecución de los movimientos y las escenas cinemáticas parece muy correctamente cuidada, pero cuesta saber si el juego terminará siendo un machacabotones en que los Quick Time Events (que siempre son un mal augurio para mí) sean la mayor parte de lo jugable y lo que veamos sea algo más propio de una aventura gráfica sin decisiones pero con un diseño impecable que de una súperproducción que busca vender consolas. Desde luego, en No More Casuals no queremos eso.

En resumen, y por desgracia, eso es lo que esperamos de este juego: Un apartado visual verdaderamente potente y capaz de entrar fácilmente por los ojos en trailers y anuncios de televisión, pero que termine siendo un juego aburrido y redundante en cuánto al gameplay. ¡Ojalá nos equivoquemos y el equipo de Insomniac nos sorprenda! ¡Ojalá!

Anuncios