A4 Games ha anunciado que medirán entre 3 y 4 km cuadrados.

La historia de Artyom continúa por el apocalíptico paraje de Rusia, esta vez sobre la superficie y con la impresión de que las ciudades tendrán un peso primordial en la historia. Con el abandono del agobio de las profundidades del metro (ya veremos cómo funciona) el mundo abierto puede sentarle realmente bien o realmente mal a la saga.

Lo que está claro es que habrá mucho peso en la historia, con un guion mucho más trabajado que en las entregas anteriores y nuevas sociedades, religiones y mutantes con los que encontrarse.

Recordamos que Metro Exodus tiene previsto su lanzamiento en otoño de este mismo año (esperemos que no se retrase). Mientras esperáis, si aún no lo habéis hecho, podéis jugar a sus precuelas Metro 2033 y Metro: Last Light.

Sin duda, este juego será muy diferente a los anteriores. ¿Qué opináis vosotros? ¿Os gusta el cambio de ambientación? ¿Os atrae la saga? Dejádnoslo en los comentarios.

Anuncios