Más de lo mismo, pero peor

Wolfenstein II fue para nosotros uno de los mejores juegos de 2017, por mucho que no haya sido aclamado por la crítica ni la comunidad. La violencia desmedida, el humor ácido y la locura como estilo de vida son cosas que nos encantan, más cuando se acompañan de la posibilidad de matar nazis. Sin embargo, ha llegado el turno de valorar el Season Pass, y las tornas parecen estar cambiando.

Este contenido adicional está formado por un episodio cero de presentación y tres campañas adicionales realmente breves que narran las historias de Joe el Pistolero, un antiguo quarterback; de Muerte Silenciosa, una ex-agente de las OSS, y del capitán Wilkins, un famoso héroe americano. Cada personaje cuenta con una característica de B. J. Blazkowicz y un enfoque propio: brutalidad, sigilo y táctica.

wolfenstein-II-dlc.jpg

Más allá del contexto, toca hablar de la aventura de Joseph Stallion, el famoso quarterback, y cabe decir de salida que no sale muy bien parado. Con una duración aproximada de tres horas, la característica principal (y la que parece que prima en el Season Pass) es la reutilización de contenido del juego principal, con localizaciones realmente similares o con pocos cambios, el uso de las mismas armas e incluso de uno de los dispositivos desbloqueables en el juego principal, “Coraza ariete”, renombrado a “Violencia innecesaria” .

Todas las armas que encontremos contarán con mejoras propias que nos ayudarán a progresar, pero esta vez no podremos enfocarnos a aquello que más nos gusta. Al primer DLC le gusta hacer ruido y por eso nos obsequiará con cañones pesados, granadas de fragmentación y cargadores extendidos. Los mapas, por su parte, son muy difíciles de afrontar en sigilo (pese a la estúpida inteligencia artificial) porque están pensados para un combate frontal. Además, son muy lineales y cuentan con poca variedad más allá de montar al perro robótico en una misión.

Wolfenstein-II-Joe

La falta de variedad en los mapeados y en la jugabilidad nos hace pensar que tal vez la narración sí que valga la pena, pero ni eso. Si bien sí que resulta curiosa y acertada la presentación de los eventos con un estilo comiquero (aunque también busca ahorrar los gastos de una cinemática), la historia habla de una venganza de un hombre a su dentista, aunque con muchos adornos y un asunto fascista de por medio. No resulta interesante en ningún momento y, lo peor, el final se resuelve de una forma realmente floja. Ni una mísera cinemática en un momento tan clave como el zenit de la venganza.

5073_wolfenstein-the-new-order-prevEn general, estaríamos ante tres misiones opcionales del juego original, de las que se pueden jugar en cualquier momento en el submarino con los códigos necesarios y de las que nos olvidamos fácilmente; pero si algo caracteriza a este DLC es la desorbitada cantidad de bugs que me he encontrado. Desde personajes deformados a bloqueos constantes y reinicios, pasando por una textura brillante capaz de reducir mis FPS de 120 a 4 si la miraba fijamente. No miento. Lo peor es que apenas tuve ningún problema con el juego original y todo esto ha surgido con la compra del contenido descargable.

Como resumen, estamos ante contenido reutilizado, una historia pobre y un cúmulo de errores que hacen que jugar no sólo se vuelva tedioso sino que tampoco aporte nada bueno. No es tan malo como pueda llegar a sonar, pero tampoco lo recomiendo a nadie.

Anuncios